INCONSCIENTE VITAL

El concepto de ‘inconsciente vital’ ha sido propuesto por Rolando Toro para referirse a la cognición celular.

Existe una forma de psiquismo de los órganos, tejidos y células que obedece a un ‘sentido’ global de auto conservación. El inconsciente vital da origen a fenómenos de solidaridad celular, creación de tejidos, defensa inmunológica y en suma, al acontecer exitoso del sistema
viviente. Este ‘psiquismo’ coordina las funciones de regulación orgánica y homeostasis y posee una gran autonomía respecto a la conciencia y al comportamiento humano.

El inconsciente vital es una forma de cognición celular que crea regularidades y tiende a mantener funciones estables.

Sus manifestaciones en el escenario de la conciencia cotidiana son:

  • el humor endógeno
  • el estado cenestésico de bienestar o malestar.
Inconsciente Personal
Inconsciente Colectivo
Inconsciente Vital

 La importancia de este concepto proviene de la posibilidad de influir en la fisiogénesis de nuestra existencia, con objetivos de salud.

El concepto de inconsciente vital permite comprender con profundidad el principio biocéntrico como ‘tendencia’ cósmica que genera

vida. El inconsciente vital está en sintonía con la esencia viviente del universo. Cuando esta sintonía se perturba, se inicia la enfermedad.

El acto de curación será comprendido, entonces, como un movimiento para recuperar esa sintonía vital.

Estratos del inconsciente

Examinemos brevemente los tres estratos del inconsciente:

  1. El inconsciente personal (descrito por Freud):

Posee una dimensión biográfica, se nutre de la memoria, de los hechos vividos especialmente durante la infancia. Se genera en el encuentro de las tendencias instintivas con los ecofactores, que estimulan o inhiben los potenciales.

 

  • El inconsciente colectivo (descrito por Jung):

Se nutre de la memoria de la especie. Estudia los arquetipos comunes a toda la humanidad.

 

  • El inconsciente vital :

Propuesto por Rolando Toro.  Se expresa a través del humor endógeno, bienestar cenestésico y estado global de salud.Biodanza trabaja con el inconsciente vital, condición que permite una acción muy eficaz en la camada más profunda del sistema viviente humano. A través de las vivencias se inicia una aventura cósmica en la que se navega con rumbo a formas de vida optimizadas. 

La vivencia es la vía directa al inconsciente vital.

Expansión de la existencia a partir del potencial genético

Biodanza centra su atención en el origen genético de los potenciales humanos. Los potenciales genéticos vienen altamente diferenciados al nacer el individuo y se expresan a través de estructuras funcionales, instintos y vivencias. Esos potenciales se manifiestan durante la vida cuando encuentran las condiciones ambientales necesarias (cofactores y ecofactores). La expresión genética, por lo tanto, es una red de interacciones, cuyos potenciales están altamente diferenciados desde el comienzo. Biodanza estimula específicamente la expresión
de los potenciales genéticos destinados a conservar la vida.